Las uñas largas han sido un símbolo de estatus a lo largo de los siglos. En culturas antiguas como Grecia o Egipto, las personas con uñas largas eran símbolos de gran poder económico y político. Sin embargo, mantener las uñas largas, fuertes y hermosas no era tarea fácil.

Todo cambió con la aparición de las uñas hechas de acrílico, un material que rápidamente ganó popularidad en todo el mundo y permitió a las personas lucir uñas con diseños originales y bien cuidadas.

A partir de la fama de las uñas de acrílico, han aparecido diversas técnicas y materiales diferentes para crear las uñas artificiales perfectas, lo que ha permitido que hoy en día tengamos a nuestra disposición muchos tipos de uñas postizas.

Uñas postizas

En la actualidad, entre las más populares podemos encontrar:

  • Uñas acrílicas
  • Uñas de gel
  • Uñas de porcelana
  • Uñas esculpidas
  • Uñas de seda

Si estás interesad@ en hacerte profesional del mundo de la manicura, aquí te dejamos dos cursos que te podrían interesar sobre las uñas acrílicas y sobre las uñas de gel. Y si lo que estás buscando es dar el salto al siguiente nivel, te dejamos este master en uñas esculpidas, ¿por qué no le echas un ojo?.

Uñas acrílicas

Para saber qué tipo de uñas postizas es mejor, es fundamental conocer todo sobre uno de los tipos de uñas más populares: las uñas acrílicas.

Están hechas de polvo acrílico (polímero) y del líquido que lo activa (monómero). Una vez mezclado y aplicado en cada uña, esto debe hacerse rápidamente porque el acrílico se seca a temperatura ambiente. A diferencia de las uñas de gel, no requieren de lámpara para fijar. Este tipo de manicura acrílica se puede aplicar mediante dos métodos diferentes:

  • Modelado de uñas: Se forma el acrílico en las uñas usando moldes colocados en los dedos.
  • Fijando los tips de las uñas: son menos duraderos, pero son más fáciles de quitar y tienen menos impacto en el lecho ungueal.

En todos los casos, lo mejor es que lo quite una persona capacitada y experimentada. Las uñas son frágiles y se podrían dañar si el acrílico no se aplica y retiran correctamente.

Uñas de gel

Uñas de gel

Los geles de hoy tienen la consistencia del esmalte, lo que significa que son menos densos. Al igual que los acrílicos, se aplican en toda la uña o en las puntas, y también se utilizan para fijar las puntas. Por lo general, dibuja una capa base, una capa de color y una capa superior que protege la uña.

En todos los casos, se debe usar una lámpara ultravioleta (UV) para secarlos y endurecerlos por completo. Si bien existen geles con activadores que las fortalecen sin necesidad de lámpara. Las uñas de gel suelen ser más caras que las de acrílico.

Uñas de porcelana

Entre las uñas acrílicas, las uñas de porcelana se encuentran entre las más nombradas. Decimos que se trata de una uña acrílica porque está hecha de acrílico, pero el material es un poco diferente. A diferencia de las uñas acrílicas, las uñas de porcelana son frágiles, delgadas y difíciles de mantener. Duran unos 15 días.

Algunos manicuristas llaman uñas de porcelana a un tipo de uña hecha de fibra de vidrio y adherida a la uña con un material acrílico. De cualquier manera, son menos duraderas que las uñas acrílicas, pero usualmente tienen una apariencia más elegante y refinada.

Uñas esculpidas

Es posible que también hayas oído hablar de las uñas esculpidas y hayas pensado que estaban hechas de un material diferente. Sin embargo, no es un estilo de uñas diferente a los demás que hemos mencionado.

Ya sea que usen acrílico, gel o PolyGel, estas uñas están todas construidas o esculpidas desde el área más cercana a la cutícula hasta el borde libre. Los patrones lineales se utilizan para ayudar a crear el aspecto deseado.

Uñas de seda

Las uñas de seda son bobinas que se adhieren para fortalecer las uñas débiles y evitar que se agrieten. Algunos sobres están hechos de seda, otros de lino y otros de papel o fibra de vidrio. El manicurista podrá ajustar el material para que se adapte a la forma de la uña, mantenerlo en su lugar y luego aplicar el pegamento. Estas uñas artificiales están diseñadas para uso temporal, por lo que el adhesivo se aflojará en dos o tres semanas, o antes si no se trata.