Cada vez más, otorgamos mayor importancia a la imagen personal, al cuidado del cabello, a la utilización de productos cosméticos y por qué no, al cuidado de nuestras manos. Aunque parezca una parte del cuerpo no tan llamativa como el rostro o el cabello, a día de hoy son más las mujeres y los hombres que apuestan por el cuidado de sus manos y uñas con tal de lucir unas manos impolutas y libres de cutículas.

Muchas veces optamos por hacer nuestra propia manicura y pedicura, pero lo cierto es que no hay nada como acudir a un centro de estética para dejarse aconsejar por los mejores profesionales.

Si te gusta el mundo de la estética, has dado con el artículo correcto. En la escuela de estética Daniel Matallín te ofrecemos la oportunidad de formarte de la mano de los mejores profesionales del sector de la estética. Así que, si quieres tener un buen futuro como esteticista o realizar un curso de manicura en Valencia, sigue leyendo este post.

Manicura francesa

Este tipo de manicura es una de las más conocidas por la elegancia y discreción que esta aporta. Es un clásico que no pasa de moda y consiste en la aplicación de un esmalte neutro de fondo y trazar una línea fina y blanca en la parte blanquecina de la uña.

El sellado de la manicura se realiza mediante un esmalte transparente. En los últimos años, las celebrities han reinventado este tipo de manicura aplicando esmalte de colores en lugar de esmalte blanco.

También existe la manicura francesa invertida, aunque es menos conocida que la anterior.

Manicura permanente

El esmalte utilizado para realizar este tipo de manicura puede durar más de tres semanas en perfecto estado y para retirarlo, se debe acudir al salón de uñas, ya que los profesionales utilizan diferentes tipos de fresas eléctricas para retirar la manicura.

Con la manicura permanente se consigue un efecto similar al de las uñas de gel o porcelana y la mano queda muy fina y bonita. Eso sí, consulta a tu profesional de confianza, puesto que este tipo de manicura no está indicado para personas con las uñas muy débiles o quebradizas.

Manicura semi permanente

Manicura semipermanente

Este tipo de esmalte necesita un secado especial, el cual se consigue a través de una lámpara que sella el esmalte. A través de este secado, el material utilizado adquiere propiedades de larga duración, lo que permite que la manicura luzca perfecta de 15 días a 3 semanas.

Tiene menor duración que la manicura semipermanente, pero dura bastante más que la manicura básica. Estas pueden decorarse como el cliente precise, pudiendo realizarse desde con varios colores hasta smilenails o babyboomer nails, entre otros.

Tipo de manicura americana

Manicura americana

Es considerada una variante de la manicura francesa. Sin embargo, estas difieren en que la manicura americana tiene un acabado mucho más natural y sutil.

Para conseguir este efecto, se suele añadir una segunda capa de esmalte neutro sobre el borde blanco de la uña o se aplica un esmalte de color beige en el borde.

Es la opción perfecta para una boda o para alguna ocasión en la que debamos llevar las uñas arregladas a la vez que discretas.

Manicura italiana

Es un tipo de esmaltado similar a la manicura francesa. Sin embargo, con esta técnica solamente se traza una línea sobre un lateral del borde de la uña, aportando un aspecto afinado a la uña.  

Se trata de una opción ideal para estilizar las manos. Además, la línea diagonal puede adornarse con pedrería, varios colores o figuras geométricas. ¡Tú eliges!

Manicura brasileña

La manicura brasileña, también llamada manicura en seco, es un tratamiento que pretende velar por la salud de nuestras uñas.

Difiere en cuanto a las que hemos mencionado anteriormente, principalmente, con el protocolo a seguir. En este tipo de manicura no se sumergen las manos en agua para ablandar las cutículas.

No obstante, se utilizan unos guantes específicos con un tratamiento regenerante e hidratante. Posteriormente, se procede con el paso a paso de la manicura. Lo mejor de este tipo de manicura es que, al no utilizar agua ni recipientes de manicura tradicionales, evitamos posibles infecciones.

Manicura rusa

Este tipo de manicura se diferencia del resto, principalmente, por la manera en que se trata la cutícula. Esta se elimina por completo, dejando la uña limpia y consiguiendo que esta parezca más grande.

De este modo, se puede maquillar la uña más cerca de su nacimiento y se prolonga la duración del esmalte. Es ideal para aquellas personas que tengan las uñas pequeñas, ya que conseguirán que parezcan de mayor tamaño.

Manicura básica

Manicura básica

Es el tipo de manicura más común y consiste en preparar la uña para colocar un esmalte de secado rápido.

Este tipo de manicura tiene una duración de entre 5 días y una semana y, junto con la manicura semipermanente, es ideal para aquellas personas a las que les guste cambiar de color de uñas constantemente.